Descripción del proyecto

Hiru Erregeen Mahaia, también conocido como Mesa de los Tres Reyes en lengua castellana, es el monte más alto de Nafarroa. Ostenta el título oficial de monte más alto de Euskal Herria ya que su vecino Auñamendi queda fuera del territorio zuberotarra por un Km, aunque a nivel afectivo, etimológico y de tradición histórica, la cosa cambia.

Se dice que desde la cima de Hiru Erregeen Mahaia, los monarcas de Nafarroa, Aragón y Bearne podían compartir cima y charlar sin salir de sus dominios… una verdad a medias, debido a que la frontera con Francia se ubica sobre la meseta del Pic de la Table. Por lo tanto, no es en la cima principal donde se halla la confluencia entre los tres territorios, aunque sí exista en el macizo.

Actualmente cuenta con tres itinerarios principales, desde Belagua, desde Linza y Lescun por el lado francés. En esta ocasión, presentamos la ruta más común a este lado de la frontera, partiendo desde el Refugio de Linza. Una larga ruta de casi 18Km entre ida y vuelta en la que transitamos por senderos de tierra en praderas de altura, atravesamos zonas kársticas y caos de rocas. Por si fuera poco, contamos con algún pasaje ligeramente aéreo y nos permitimos alguna pequeña grimpada sobre roca parcialmente descompuesta antes de alcanzar la cima.

¿Qué más se puede pedir?

INFORMACIÓN ÚTIL

DIFICULTAD Y EXPOSICIÓN

Método de Información de Excursiones (MIDE)

El MIDE es un método para valorar el grado de dificultad y exposición de los itinerarios de montaña, recomendado por la Federación de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), entre otras federaciones. Tiene como finalidad la prevención de accidentes, unificando los criterios de exigencia técnica y física de los recorridos. De esta manera, se consigue una clasificación más objetiva de los mismos.

Cada cuadro informativo MIDE consta de dos columnas: la de la izquierda, contiene una información de referencia del itinerario, como el horario, desniveles, distancia etc. Por otra parte, en columna de la derecha se muestra información relativa a diferentes aspectos de la dificultad de la ruta. La escala de valoración se mide  del 1 al 5 (de menor a mayor).

Este método, otorga una información base en un medio cambiante, por lo tanto, debemos tener en cuenta que las condiciones del terreno pueden variar considerablemente. Por este motivo, siempre se recomienda consultar el estado del itinerario antes de partir.

DIAGRAMA DE LA RUTA

Explora el track de la ruta

  • El diagrama se sincroniza con el track para analizar la evolución de los desniveles a lo largo de la ruta.
  • Selecciona cualquier punto del track en el mapa y lo podrás ver proyectado en el diagrama.
  • Haz clic sobre los puntos de referencia  para su reconocimiento y posicionamiento en un mapa externo.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

LOS PRADOS DE LINZOLA

Comenzamos la ruta en el aparcamiento de Linza, situado frente al refugio.  Atravesamos el puente que cruza el río en dirección NE y ascendemos por el prado que se eleva a través de un sendero bien marcado, entre dos filas de arbolado.

Continuamos por la cómoda senda mientras vamos variando la tendencia en el rumbo hacia el E. Al alcanzar la parte alta de la loma, llegamos a un pequeño plano que precede al promontorio del Sobrante de Linza, que debemos rodear por el E. A medida que bordeamos  la loma, las diferentes sendas que transitan en paralelo convergen en una ancha senda principal, acompañada por una senda secundaria en una cota inferior.

Alcanzamos el paso del primer saliente del promontorio virando súbitamente hacia el N, siguiendo las trazas rojas y blancas. Tras efectuar un nuevo recorte al contrafuerte principal del Sobrante, una vez más por el E, descendemos unos pocos metros para llegar al plano. Cruzamos los dos lechos existentes y continuamos por la hierba hasta dar con la ladera S de la Pakiza de Linzola.

GANANDO ALTITUD

Desde el fondo del prado, tomamos la senda que asciende hacia el E, por encima de un visible estrato de roca. A medida que ganamos metros, la senda se hace más evidente y poco a poco la roca comienza a tomar protagonismo.

Atravesamos el primer afloramiento de roca trazando una diagonal ascendente manteniendo rumbo y alcanzamos la vertical sobre la Cabaña de Linza.

Un segundo afloramiento de roca parcialmente descompuesta se alza hasta llegar a un pequeño muro bajo el cual accedemos a la terraza que conduce a los altos prados que preceden al Collado de Linza.

Alcanzamos el muro tras un zig-zag en fuerte pendiente, ascendiendo en dirección NE. El suelo se torna completamente en roca y buscamos la cornisa de salida manteniéndonos cerca del muro. Sin ser un tramo especialmente delicado, conviene prestar atención cuando la roca está mojada, debido a que tiende a patinar.

Tras pasar por la amplia cornisa de salida, volvemos nuevamente a pisar sobre terreno blando. Cruzamos el lecho seco de una torrentera y llegamos al estrachamiento que flanquea el promontorio que corona la base SE de la Paquiza de Linzola. Curiosamente algunos mapas sitúan erróneamente el Collado de Linza en el cuello que forma la loma con la propia base del pico.

Superamos el estrechamiento y ahora sí, en pocos minutos alcanzamos el Collado de Linza.

SENDAS DE TRANSICIÓN

Desde el Collado de Linza podemos observar por primera vez la característica silueta de Hiru Erregeen Mahaia o Mesa de los Tres Reyes, compuesta por la pirámide somital y el Pic de la Table al que se llega caminando cómodamente por el altiplano que lo precede.

A su derecha se presenta el no menos conocido Petrechema, posiblemente uno de los montes más visitados para el bautismo en alta montaña por estas latitudes.

Continuamos la marcha tomando la senda que desciende hacia el N, dibujando una ligera curva hacia el NO, en dirección a la Hoya de la Solana.

El terreno es cómodo y avanzamos con rapidez mientras bordeamos la hoya. En la hoya podemos ver que existe un abrevadero con agua y hay mapas que sitúan una fuente sobre el torrente que desciende por la ladera de La Paquiza. Sin embargo, la salubridad de la misma no está garantizada, ya que se trata de una zona de pasto.

Terminamos de flanquear la hoya cuando alcanzamos el borde de su pared O, desde el cual podemos ver una borda a la derecha del camino. Continuamos unos pocos metros en dirección ENE hasta dar con el cruce de la Foya de la Solana. En este punto abandonamos la señalización rojiblanca de la GR y continuamos por la senda que se alza hacia el E, siguiendo las indicaciones del poste de señalización.

EL PASO DEL KARST

Tras un fuerte repecho, llegamos a las inmediaciones de un enorme bloque de roca caliza que se sitúa entre la muralla kárstica y la amplia cornisa herbosa sobre la que hemos ascendido. Poco antes de llegar a la roca que utilizamos como referencia de entrada, vemos que el sendero principal se adentra en el karst, mientras que otra senda sigue de frente, en dirección E. En ambos casos podremos atravesar la caliza, pero a diferentes cotas.

La senda que avanza hacia el E cruza el karst casi bajo la vertical de la pirámide somital de Hiru Erregeen Mahaia, pero el acceso al camino principal requiere prestar bastante atención y es más fácil desorientarse. Además, existe una mayor probabilidad de que la nieve del invierno no haya terminado de deshelar, pudiendo crear puentes de nieve sobre las grietas. Por ello, la ruta principal y la más recomendada es la que atraviesa el karst desde una cota inferior.

Accedemos al Karst superando un escalón que nos sitúa sobre el afloramiento de roca caliza. Avanzamos con cuidado junto a una grieta que se abre a nuestra izquierda, en dirección NO, siguiendo los hitos y manteniéndonos en paralelo a los surcos. En pocos metros, viramos en dirección NE, sobre una roca de tono más grisáceo. La senda es más evidente pero aun así es fácil despistarse y acabar fuera del camino, por lo que conviene avanzar de hito en hito.

En pocos minutos, atravesamos la meseta del afloramiento y toca descender hacia el Portillo de Linza. Viramos ligeramente hacia el N y comenzamos el descenso serpenteando entre las rocas hasta salir del Karst. Llegamos a un gran cúmulo de piedras que marca el acceso al paso y nos servirá de igual manera como referencia para el regreso.

EL CAOS DEL PORTILLO

Una vez en el cúmulo, conectamos con el camino que asciende desde Belagua y comenzamos a ascender nuevamente en dirección ENE por una senda cómoda que se abre paso entre el macizo de Budogia y el karst.

Al llegar a la altura de la pedrera situada  bajo la cara O de Budogía, la senda comienza a adquirir un carácter más rocoso y empezamos a esquivar los primeros bloques de roca del caos. En este punto comienzan a aparecer hitos por todas partes. Además del camino principal, existe otro muy evidente que conduce hacia el Port D’Ansabere, que tomamos inicialmente, al apreciar desde nuestra posición una ubicación más visible de los hitos.

Sin embargo, existe un punto en el que ambos caminos pueden vislumbrarse con mayor claridad,  y tras localizar  el sendero ascendente a la izquierda, buscamos una conexión hacia el N, también señalizada mediante hitos. Incluso habiendo pasado por dos veces en un periodo de una semana, como fue en el caso de la grabación, no registramos el mismo itinerario en este tramo.

Una vez hemos tomado el ramal de conexión en dirección N, tomamos como referencia la línea de caída del sendero hacia un gran bloque de roca y avanzamos en línea recta hasta entrar en el buen camino. Durante el descenso, con la perspectiva que nos otorga la posición más elevada, podemos apreciar cómo el camino tan evidente que habíamos tomado para el ascenso desaparece de nuestra vista.

Para evitar dar este pequeño rodeo, debemos tomar como referencia un afloramiento de roca atravesada por grietas verticales que queda poco después  de la vertical del Budoguia Occidental. El camino pasa justo por debajo.

SOBRE EL CAMINO CORRECTO

Nuevamente en el camino, la senda comienza a ganar altitud, a medida que avanzamos junto a la base de la pedrera que cae desde el Budogia, ahora con una referencia clara de la sucesión de terrazas que conducen hacia Hiru Erregeen Mahaia.

Continuamos acumulando metros de desnivel mientras las terrazas  se estrechan bajo el Budoguia. Mantenemos rumbo E hasta salir de la terraza y comenzamos a cortar la ladera que separa el Budogia y la pirámide somital de Hiru Erregeen Mahaia. Poco a poco comenzamos a virar hacia el NE y alcanzamos el hombro que precede al collado tras superar un pequeño resalte con varias gradas. Viramos al N sobre el hombro y accedemos al collado.

A ESCASOS PASOS DE LA CUMBRE

Desde el collado viramos nuevamente hacia el E y ascendemos por una senda de tierra y piedrilla en una sucesión de breves zig-zags. Alcanzamos la pirámide somital de Hiru Erregeen Mahaia y tomamos la senda de la derecha, que avanza por un estrecho pasillo colgado sobre la vertiente S. Existe otro camino por la izquierda, más directo, que remonta por la arista.

Seguimos atravesando la descompuesta ladera S hasta que un pequeño espolón desciende abruptamente sobre el camino y viramos al N evitando la traza que continúa hacia el Pic de la Table. En este tramo, existen varias posibilidades tanto para el ascenso como el descenso. La ruta normal que seguimos, en vez de tomar el canal que asciende directamente hacia el paso del resalte, entra hacia el mismo a través de un precioso paso estrecho ubicado entre dos muros.

EL ACCESO A LA CIMA

Localizamos el paso y viramos hacia el N para superar las primeras gradas y dirigirnos hacia el muro inferior, en dirección O, tomando como referencia una placa conmemorativa.  Al llegar al muro, viramos hacia la derecha y ascendemos por la base rocosa unos pocos metros hasta localizar el estrechamiento entre las dos grandes masas a la izquierda. Se trata de un paso de unos pocos metros de longitud con un escalón  que atraviesa el camino y que parece no conducir a ninguna parte. Sin embargo, cuando subimos el escalón y alcanzamos el punto más alto, conectamos con el canal de descenso de frente, y a nuestra derecha el paso del resalte al que accedemos por una pequeña cornisa.

Nos elevamos sobre el paso de la cornisa haciendo uso de nuestras manos y alcanzamos la base de la cima. El camino continúa unos metros ascendiendo  hacia el ENE hasta llegar a otro bloque característico que da acceso a la cima, o bien, podemos tomar el camino directo, que sale abruptamente a la cima de Hiru Erregeen Mahaia, frente al castillo.

ASCENSIÓN A HIRU ERREGEEN MAHAIA EN  360º Y VR

Activa la pantalla completa en el panel de control

  • Flechas direccionales en la pantalla
  • Mapa Interactivo
  • Menú dividido por tramos

Pulsa el botón principal y arrastra el ratón para mover la perspectiva

Navegación dual mediante flechas direccionales o marcadores móviles de imagen anterior y siguiente

¿Tienes problemas para navegar por el itinerario?

VIVAC

Espacios protegidos donde pasar la noche al aire libre

No hay zonas habilitadas para el vivac, pero se puede pernoctar en la Cabaña de Linza situada en el plano del Sobrante

REFUGIO

Edificaciones habilitadas para comer y dormir

Refugio de Linza. Accesible por carretera asfaltada, con capacidad para 77 personas y Bar-Restaurante

AGUA

Lugares de abastecimiento de agua potable

Se puede abastecer de agua en el propio refugio. Hay fuentes en el plano del Sobrante de Linza.

PRECAUCIÓN

Zonas de especial atención por riesgos objetivos

Con baja visibilidad, posibilidad de extravío en el paso del Karst y el kaos de rocas. Posibilidad de caída de piedras en tramo final

SEGURIDAD

Rápeles, anclajes y demás elementos de seguridad

La ruta carece de elementos de seguridad

OTRAS RUTAS DE TREKKING