Descripción del proyecto

Situado entre los valles de Hecho/Echo y Aragüés, Bisaurín es posiblemente la referencia más destacable de la zona, ya que se sitúa en un punto medio en el cual (salvando alguna excepción), los montes del Pirineo pasan de asomar ligeramente sobre el umbral de la alta montaña, a paulatinamente, acercarse hacia las cotas de las grandes cimas cercanas a los 3000m.

Si a partir de los 2000m aproximadamente, ya se empieza a percibir un ligero descenso de la vegetación en favor de las afloraciones rocosas, en estas cotas intermedias la roca ya es una relativa constante, que obliga a las personas que se inician en esta disciplina a “aprender” a caminar con soltura sobre terrenos irregulares para progresar durante la ascensión, así como para realizar descensos seguros a buen ritmo.

Encontramos en su itinerario habitual, partiendo desde el refugio de Lizara y afrontando la ladera SSO desde el collado de Lo Foratón, un itinerario carente de dificultades técnicas que otorga un punto de aprendizaje necesario antes de pasar a cotas mayores (dentro de las cimas técnicamente asequibles), tanto en verano como en invierno.

Es por ello, que cualquier persona aficionada a la alta montaña tiene una ineludible cita con el macizo de Bisaurín, una parada obligada en la escuela de la alta montaña.

INFORMACIÓN ÚTIL

DIFICULTAD Y EXPOSICIÓN

Método de Información de Excursiones (MIDE)

El MIDE es un método para valorar el grado de dificultad y exposición de los itinerarios de montaña, recomendado por la Federación de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), entre otras federaciones. Tiene como finalidad la prevención de accidentes, unificando los criterios de exigencia técnica y física de los recorridos. De esta manera, se consigue una clasificación más objetiva de los mismos.

Cada cuadro informativo MIDE consta de dos columnas: la de la izquierda, contiene una información de referencia del itinerario, como el horario, desniveles, distancia etc. Por otra parte, en columna de la derecha se muestra información relativa a diferentes aspectos de la dificultad de la ruta. La escala de valoración se mide  del 1 al 5 (de menor a mayor).

Este método, otorga una información base en un medio cambiante, por lo tanto, debemos tener en cuenta que las condiciones del terreno pueden variar considerablemente. Por este motivo, siempre se recomienda consultar el estado del itinerario antes de partir.

DIAGRAMA DE LA RUTA

Explora el track de la ruta

  • El diagrama se sincroniza con el track para analizar la evolución de los desniveles a lo largo de la ruta.
  • Selecciona cualquier punto del track en el mapa y lo podrás ver proyectado en el diagrama.
  • Haz clic sobre los puntos de referencia  para su reconocimiento y posicionamiento en un mapa externo.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

HACIA LA MURALLA DE FETÁS

Partimos desde el Refugio de Lizara, por una pista que asciende levemente en dirección NE, cuyo acceso se sitúa junto a la entrada principal del refugio.  Se trata de una pista de tierra, bien pisada, por la que de vez en cuando, transita algún vehículo todo terreno, principalmente para labores de pastoreo.

Durante este tramo, podremos gozar de los únicos metros de sombra que proporciona el itinerario, algo a tener muy en cuenta si vamos a realizar la ascensión en pleno verano.

Mantenemos el rumbo hasta que topamos con una bifurcación que conduce hacia la zona de Bernera. Hacemos caso omiso, y continuamos por la pista, que vira levemente hacia el NO. La pista comienza a ganar inclinación a medida que se estrecha ligeramente a lo largo de una gran zeta, que culmina en dirección NO y nos sitúa bajo la muralla que cierra la base del Alto de Fetás, a las puertas del llano que da acceso al collado de Lo Foratón.

A los pocos metros de comenzar el llano, topamos la fuente de Fuenfría en forma de abrevadero, situado a la izquierda del camino. Se trata de un punto de abastecimiento de agua, relativamente asegurado. No obstante, debido a su cercanía con el refugio, es recomendable partir con las cantimploras llenas, por lo que pudiera suceder.

COMIENZA LA SUBIDA

Continuamos el avance por pista evidente a medida que el camino dibuja una amplia curva tendente hacia el O. Pasamos junto a un murete de piedra situado a nuestra izquierda y súbitamente, la pista desaparece para dar paso al prado.

Caminamos por la amplia terraza colgada entre las murallas de Fetás y el Barranco de la Cueva del Oso hasta enlazar con la parte alta del mismo y entrar de facto y casi sin darnos cuenta en el plano.

En este punto, la rodada de los vehículos todo terreno se desvía hacia la izquierda, mientras que, nuestro camino convertido por fin en sendero, continúa de frente.

Seguimos unos metros por la senda, marcada con las características marcas rojas y blancas de la GR hasta dar con un bloque de piedra, que utilizamos como referencia para hacer un quiebro tras la misma, y cruzar el cauce de la escorrentía que proviene de las laderas descendientes del circo que conforman las murallas de Fetás y la ladera de acceso al collado de Lo Foratón.

Una vez centrados bajo la vertical del collado, alcanzado el fondo del valle, comienza la verdadera ascensión.

La senda comienza a ganar metros a medida que tratamos de superar, mediante una amplia zeta, la banda rocosa que da acceso a las laderas de Fetás, donde se ubica el refugio que lleva su nombre.

Una vez superada la primera gran diagonal en dirección E, viramos en redondo, dejando el refugio a nuestros pies, para tomar rumbo SO hasta alcanzar el collado de Lo Foratón.

LA IMPONENTE LADERA SSO DEL BISAURÍN

Puede parecer un dato curioso, pero en la ascensión al Bisaurín, podría decirse que el collado está a medio camino entre el refugio y la cima, en cuanto a desnivel se refiere. Otra cosa es cómo se presenta dicho desnivel, y es aquí cuando la cosa se pone interesante.

Situados en el collado, volvemos a virar, esta vez hacia el NE y tomamos aire para contemplar lo que nos aguarda. Nada más y nada menos que la imponente ladera SSO, 600 metros de desnivel con una pendiente que oscila entre los 35 y 50 grados según el tramo.

Como hemos adelantado en la entradilla de la ficha de itinerario, se trata de una cima que no tiene mayores complicaciones técnicas, pero no quiere decir que nos la vayan a regalar. Ni mucho menos. No hay ni un solo plano hasta alcanzar el tramo de la arista, tampoco hay posibilidad de sombra ni punto de abastecimiento de agua.

Dicho esto, empezamos a caminar por la senda que asciende progresivamente junto a la alambrada hasta llegar a una pequeña banda rocosa desprovista de vegetación. A partir de aquí, el camino comenzará a virar levemente hacia el N para buscar la canal de acceso al hombro que precede a la arista.

A pesar de la fuerte pendiente, en condiciones de suelo seco, la tierra y piedrilla que componen la senda tienen buen agarre, por lo que, si no traccionamos en exceso, no tendremos problemas de estabilidad.

Continuamos avanzando hasta una lengua rocosa que se sitúa a pocos metros de la canal de acceso. El terreno nuevamente se vuelve a inclinar, pero se avanza con relativa facilidad, por un estrecho zig-zag de suelo descompuesto, que termina en una evidente canal que atraviesa de frente el tramo de mayor pendiente del Bisaurín.

RECOMPENSA FINAL

Una vez pasado el estrechamiento, el camino se vuelve a abrir en forma de zigzag, en esta ocasión hacia el N y recuperando parte de la comodidad perdida metros antes. Alcanzamos el hombro a medida que la vegetación reaparece, y volvemos a pisar sobre suelo compacto, de tierra y piedra.

Desde el hombro, se puede apreciar la fascinante paleta de colores tan característica del Valle de Hecho/Echo y de sus cimas. Una excusa perfecta para pararse a recobrar el aliento.

Superado el tramo más duro, el camino se torna por fin, más civilizado. Avanzamos hacia el NE por una sucesión de gradas y escalones sobre terreno mixto, que cede en pocos metros ante la dominante caliza de la arista.

Salimos súbitamente a la arista y recorremos los pocos metros que nos separan de la cima con una sonrisa dibujada en la cara. Un gesto que vemos repetido en cada persona que la transita, y no es casual, pues simplemente es el mayor regalo que otorga el Bisaurín.

ASCENSIÓN A BISAURÍN EN  360º Y VR

Activa la pantalla completa en el panel de control

  • Flechas direccionales en la pantalla
  • Mapa Interactivo
  • Menú dividido por tramos

Pulsa el botón principal y arrastra el ratón para mover la perspectiva

Navegación dual mediante flechas direccionales o marcadores móviles de imagen anterior y siguiente

¿Tienes problemas para navegar por el itinerario?

VIVAC

Espacios protegidos donde pasar la noche al aire libre

No hay zonas habilitadas para el vivac.

REFUGIO

Edificaciones habilitadas para comer y dormir

Refugio de Lizara.  Accesible por carretera asfaltada, con capacidad para 75 personas y Bar-Restaurante

AGUA

Lugares de abastecimiento de agua potable

Existe una fuente cercana al refugio (de camino) y otra a pocos metros. Agua en el refugio.

PRECAUCIÓN

Zonas de especial atención por riesgos objetivos

No se aprecian

SEGURIDAD

Rápeles, anclajes y demás elementos de seguridad

La ruta carece de elementos de seguridad

OTRAS RUTAS DE TREKKING