Descripción del proyecto

Ubicado en el Prepirineo, concretamente en la comarca del Berguedà, en el corazón del Parque Natural Cadí-Moixeró, se alza el Pedraforca.  Una montaña cuya majestuosidad poco o nada tiene que envidiar a las del Pirineo Central y que no en vano, es considerada una de las más emblemáticas de Catalunya.

El macizo del Pedraforca se compone por dos puntas principales, separadas por un gran cuello que se conoce como la Enforcadura. Las puntas o Pollegons, a su vez, albergan cuatro cimas. Tres de ellas se ubican en la cresta norte: Cima Nord, Calderer y Pollegó Superior, siendo éste el de mayor elevación y al que nos referimos comúnmente para denominar la cima del Pedraforca. Por otro lado, la cresta S que se eleva al otro lado de la Enforcadura, aloja la cumbre del Pollegó Inferior.

De las vías “normales” a la principal elevación, la más espectacular es sin duda la que asciende por el Coll de Verdet. Sin ser una vía especialmente complicada técnicamente (F+), se aconseja tener cierta experiencia en montaña (y poca aversión al “patio”) para acometer con seguridad las múltiples grimpadas y tramos expuestos del itinerario. Si cumples los requisitos, seguro que disfrutarás del camino como en pocas ocasiones.

INFORMACIÓN ÚTIL

DIFICULTAD Y EXPOSICIÓN

Método de Información de Excursiones (MIDE)

El MIDE es un método para valorar el grado de dificultad y exposición de los itinerarios de montaña, recomendado por la Federación de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), entre otras federaciones. Tiene como finalidad la prevención de accidentes, unificando los criterios de exigencia técnica y física de los recorridos. De esta manera, se consigue una clasificación más objetiva de los mismos.

Cada cuadro informativo MIDE consta de dos columnas: la de la izquierda, contiene una información de referencia del itinerario, como el horario, desniveles, distancia etc. Por otra parte, en columna de la derecha se muestra información relativa a diferentes aspectos de la dificultad de la ruta. La escala de valoración se mide  del 1 al 5 (de menor a mayor).

Este método, otorga una información base en un medio cambiante, por lo tanto, debemos tener en cuenta que las condiciones del terreno pueden variar considerablemente. Por este motivo, siempre se recomienda consultar el estado del itinerario antes de partir.

DIAGRAMA DE LA RUTA

Explora el track de la ruta

  • El diagrama se sincroniza con el track para analizar la evolución de los desniveles a lo largo de la ruta.
  • Selecciona cualquier punto del track en el mapa y lo podrás ver proyectado en el diagrama.
  • Haz clic sobre los puntos de referencia  para su reconocimiento y posicionamiento en un mapa externo.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

ENTRE BOSQUES Y MURALLAS

Partimos del rellano Jaça dels Prats, junto al refugio de Lluís Estasen en dirección Oeste, adentrándonos en el bosque de abeto y pino negro. El sendero es ancho, cómodo y está bien señalizado (PR C-123 hasta el Coll de Verdet) con marcas blancas y amarillas. Debido a ello, se avanza relativamente rápido.

A medida que vamos ganando altitud, la roca comienza a aflorar y la tendencia se acentúa en los cruces de los diferentes canales por los que se pasa. Atravesada la segunda canal, la pendiente aumenta drásticamente, pero manteniendo la comodidad para la pisada.

Alcanzamos el primer resalte de la jornada, un sencillo escalón de un par de metros de altura que se pasa sin mayores dificultades apoyando las manos. El escalón se orienta ligeramente hacia el S y se eleva sobre el flanco del muro que cierra el bosque por la parte superior.

La vira finaliza sobre una terraza colgada entre dos murallas, que atravesamos en dirección NO hasta situarnos sobre un alto, en el que giramos súbitamente hacia el O y que nos da acceso a la Bauma de la Rua Gran. Se trata de un paso estrecho bajo un muro desplomado que forma una cavidad.

Salimos por el otro lado e iniciamos un breve descenso hacia el Torrent de Gerdera mientras el camino busca el sur trazando una larga curva. Continuamos ascendiendo hacia el SE para situarnos sobre un pequeño hombro que conduce al lomo del contrafuerte que llega al Coll de Verdet por el E.

COMIENZA LA ROCA

Mantenemos la tendencia hacia el SO mientras progresamos en una sucesión de zetas por pendiente moderada hasta salir del bosque. El sendero continúa a media ladera, entre una gran canal y el lomo del contrafuerte. A medida que ganamos altitud, la senda aumenta su inclinación y se arrima cada vez más al muro del contrafuerte hasta confluir con la canal al final de la rampa, en el punto de máxima pendiente, justo en la salida al Coll de Verdet.

Un último tramo duro, pero un buen premio el poder contemplar, ahora sí, las impresionantes caras N del Calderer y Pedraforca.

EMPIEZA EL DISFRUTE

Viramos hacia el S abandonando las marcas blancas y amarillas y continuamos por el camino evidente, directos hacia el muro. El terreno ahora se torna rocoso y con piedra suelta. A medio camino, podemos continuar de frente o bien montarnos sobre el cuello para continuar con la ascensión. En nuestro caso, nos mantenemos sobre la senda inferior, a resguardo del viento.

Antes de llegar al muro, realizamos un cambio de vertiente para buscar el punto débil del muro. De aquí en adelante, el riesgo de caída de piedras es constante, así que nos ponemos el casco antes de avanzar hacia el muro.

Tomamos como referencia un pequeño contrafuerte que cae sobre el camino por la izquierda y una cavidad que destaca en el muro de la derecha. El acceso se sitúa bordeando el pequeño contrafuerte, que aparece marcado en su parte inferior con un punto amarillo.

LA MURALLA DE LA CIMA NORD

Superamos la primera trepada, que nos ubica sobre el contrafuerte de referencia y buscamos una nueva referencia visual, esta vez en forma de placa rojiza. Dejamos la placa a nuestra derecha, y viramos pegados a la pared de la derecha para acceder a la canal principal.

La nueva referencia visual es el ángulo recto que forma la chimenea de salida y las características agujas a su derecha. Seguimos las marcas amarillas, que buscan siempre el camino más sencillo y continuamos la trepada hasta que damos con el tramo vertical de la chimenea.

El paso en cuestión es un punto en el que converge el estrechamiento de la chimenea en su tramo final, con la placa del espolón que la cierra por la derecha. Está catalogado como F+ y cuenta con suficientes agarres, aunque bastante pulidos por el paso del personal. La cuerda fija instalada permanentemente facilita la tarea en caso de duda (siempre que se encuentre en buenas condiciones).

Salimos del estrechamiento sobre una pequeña repisa que nos aleja del vacío hacia la izquierda y nos permite bordear la aguja final por su costado izquierdo. Súbitamente alcanzamos la Cima Nord.

ALGO MÁS QUE CRESTEAR

Desde el hito que indica el punto más alto de la Cima Nord del Pedraforca, seguimos el rastro de las marcas amarillas, descendiendo hacia el SE. Alcanzamos el grupo de árboles que precede a la brecha que separa la Cima Nord del Pedraforca del hombro inferior y continuamos ahora por senda evidente hacia la horcada.

Dejamos la horcada sobre nuestra posición y comenzamos a bordear el hombro inferior. Tras pasar junto al primer saliente, el camino comienza a ascender hacia el S para alcanzar una pequeña terraza que nos permitirá rodear el segundo saliente y virar hacia el E.

Pasamos junto a un árbol solitario y comenzamos a ascender por una rampa, que forma un pequeño diedro a la izquierda y una aguja que tomamos como referencia por la derecha. El camino traza una diagonal entre el árbol solitario de la rampa y la aguja de la derecha. Sobre la aguja, viramos hacia el N, siguiendo la dirección de la caliza y volvemos a hacer uso de las manos para progresar. Alcanzamos el hombro inferior y volvemos a orientarnos hacia el SE.

ANTECIMA ESPECTACULAR

Iniciamos nuevamente el descenso por la cresta hasta alcanzar un resalte que cae hacia la derecha y que debemos destrepar cara a la pared, para una mayor seguridad.

Tras el destrepe, continuamos el descenso hasta la horcada. Una vez alcanzado el primer muro de la antecima, empezamos a ascender por la placa tumbada buscando siempre el camino más fácil.

Alcanzamos la salida a la arista, y continuamos por terreno sencillo hacia la antecima, manteniéndonos unos metros por debajo de la divisoria, en dirección SE hasta situarnos sobre una repisa, señalizada con un hito.

En la repisa, viramos hacia la izquierda y nos montamos sobre el filo de la arista, evitando atravesar una gran placa que asciende desde la chimenea inmediatamente posterior a la repisa.

Caminamos unos pocos metros sobre la arista y llegamos a la antecima, cuya elevación máxima se prolonga en una vira hacia la derecha, en dirección S. Desde aquí podemos ver la cima del Pollegó Superior del Pedraforca.

UN FINAL DE ALTURA

Un hito nos indica el camino de descenso hacia la horcada y nos lleva casi en línea recta hacia la misma. Poco antes de alcanzar el último cuello de la ascensión al Pedraforca, llegamos a una placa que destrepamos sin necesidad de ponernos cara a la pared.

Alcanzado el primer muro del Pollegó Superior, iniciamos un rodeo, en ligero descenso hacia el E, para atravesar la canal que desciende desde la horcada. Llegamos a la placa vertical que conforma el espolón que divide la primera canal de la segunda y la bordeamos pegados a la pared.

Realizado el rodeo, comenzamos a trepar nuevamente para alcanzar la parte superior de la placa, por una chimenea que se eleva desde su derecha.  Sobre el espolón, se aprecia claramente el punto débil de la pared, por el diedro que forma con la aguja de la derecha y el propio espolón sobre el que estamos progresando.

Trepamos dejando la aguja que forma el diedro por la derecha y continuamos por la chimenea, hasta que la vertical nos obliga a cruzar por una brecha que se abre por el muro de la derecha.

El paso se puede realizar de dos maneras, la primera de ellas, encarando el acceso a la brecha por el escalón, de manera directa realizando un paso largo o bien, superando el escalón por la izquierda y efectuando una breve travesía hacia la derecha, sobre la repisa.

Al otro lado de la brecha, nos espera otra chimenea que conduce a la arista cimera y en pocos metros, sobre terreno sencillo, alcanzamos la cumbre del Pedraforca.

LA TARTERA DE SALDES

En vez de tomar el camino de subida, el descenso más sencillo se realiza bajando a la Enforcadura, el cuello que separa los dos Pollegons del Pedraforca. Para llegar al collado, debemos tomar el camino que desciende hacia el S.

Una vez en el cuello, continuar bajando hacia el E por el sendero de la Tartera de Saldes. La tartera está muy erosionada, por lo que no está permitido salir del camino. El sendero desciende por una fuerte pendiente y el terreno se asienta sobre un suelo de tierra y piedrilla, lo que significa que debemos avanzar con cuidado debido a la poca estabilidad de la pisada.

Una vez alcanzado el bosque (no el primer tramo arbolado), el camino de la tartera converge con el camino que permite realizar la circular al macizo. Viramos a la izquierda para tomar rumbo N y en un kilómetro aproximadamente, llegamos de nuevo al refugio.

Una vez ahí, continuamos por camino conocido hasta el coche.

ASCENSIÓN A PEDRAFORCA EN  360º Y VR

Activa la pantalla completa en el panel de control

  • Flechas direccionales en la pantalla
  • Mapa Interactivo
  • Menú dividido por tramos

Pulsa el botón principal y arrastra el ratón para mover la perspectiva

Navegación dual mediante flechas direccionales o marcadores móviles de imagen anterior y siguiente

¿Tienes problemas para navegar por el itinerario?

VIVAC

Espacios protegidos donde pasar la noche al aire libre

No hay zonas habilitadas para el vivac.

REFUGIO

Edificaciones habilitadas para comer y dormir

Refugi Pedraforca Lluís Estasen.  Capacidad para 32 personas, Bar-Restaurante y alquiler de material

AGUA

Lugares de abastecimiento de agua potable

Existe una fuente cercana al refugio.

PRECAUCIÓN

Zonas de especial atención por riesgos objetivos

Fuerte riesgo de caída de piedras. Se recomienda casco. Trepadas de hasta II+ y alta exposición

SEGURIDAD

Rápeles, anclajes y demás elementos de seguridad

En la chimenea que precede a la Cima Nord hay una cuerda fija.

OTRAS RUTAS DE TREKKING